martes, 11 de febrero de 2014

UN RETRATO DE 1869 CON MUCHA HISTORIA:


Se trata de un retrato de un amigo Miguel Moreno y Mora a un familiar nuestro Sebastián Diaz Guzmán, compañeros de estudios en la Universidad de Granada y está hecho en el taller fotográfico de Amalia López de López en Jaén. Esta costumbre de regalarse fotografías era muy común en el siglo XIX. Y el reverso de este retrato está muy bien conservado donde se puede ver la dedicatoria en  letra manuscrita realizada con pluma y el logotipo de la fotógrafa.
Esta fotógrafa fue pionera en España:
 En la ciudad de Jaén, en 1858 trabajan dos fotógrafos: Higinio Montalvo y Genaro Giménez, haciendo lo propio Amalia López de López en 1860.
 Amalia López fue la primera mujer dedicada profesionalmente a la fotografía en España, si bien en la misma época fotografiaba en Barcelona otra mujer, Anaïs Napoleón, aunque en compañía de un hermano. Diez años más tarde -en 1868-, regentará estudio en Sevilla Pastora Escudero, y en 1869, Luisa Dorave ejercerá como fotógrafa en Málaga.
 Amalia López Cabrera nació en Almería, llegando a Jaén muy joven, casándose -con poco más de veinte años- en junio de 1858 con el editor y tipógrafo Francisco López Vizcaíno, dueño de una afamada imprenta jiennense -y que se casa en segundas nupcias. En los primeros meses de 1860 abre estudio en la calle Obispo Arquellada 2, casa en la que estaba situado el negocio de su marido y que asimismo era el domicilio familiar -el impresor tenía tres hijos de su primer matrimonio. Esta profesional, que rotulará las cartulinas de sus fotografías con el nombre Amalia L. de López, aprendió las claves del oficio del Conde de Lipa -vivió en Jaén una temporada retratando y enseñando fotografía-, y su sentido publicitario hizo que insertara un anuncio en el periódico local El Anunciador de la provincia de Jaén(12) -el 16 de febrero de 1866-: 
Gabinete Fotográfico. Calle Obispo Arquellada 2. Retratos. Grupos. Reproducciones. Vistas. Se han obtenido todos los adelantos recientes en este establecimiento, que podrán ver las personas que lo favorezcan en un álbum donde se han colocado algunos trabajos nuevos. No se entregan retratos si no satisfacen a las personas interesadas. Se sacan fotografías en todos [los] tamaños.
 Hay una colección de fotografías en targeta [sic] compuesta de cuadros de Murillo y Rafael, vistas de la Catedral de Jaén, reproducciones de imágenes veneradas y retratos de personajes distinguidos, etc., etc.
 Horas de trabajo desde las diez a las dos de la tarde. Se hacen retratos aun en los días nublados. Tiempo de exposición casi instantáneo.
Amalia López tenía conciencia de ser una profesional capaz de competir con los fotógrafos más pujantes del momento, pues participó con su producción gráfica en un concurso nacional celebrado en 1868 en Zaragoza, codeándose con la flor y nata de los fotógrafos matritenses -Juliá o Martínez de Hebert-, catalanes -los hermanos Napoleón-, o zaragozanos -Mariano Judez-(13). En septiembre de 1868 se pierde su rastro fotográfico, ya que ese año acompañó a su marido a Madrid, ciudad en la que éste se estableció como editor y en la que moriría en 1899. )Siguió fotografiando en la capital Amalia López?
Fuente: Historia de la fotografía en España. Un enfoque desde lo global hasta lo local.
Emilio Luis Lara López
Universidad de Jaén. IES Sierra Sur.

No hay comentarios:

HAY MUCHAS FOTOS MÁS... NO ESTÁ EL FINAL AQUÍ.

No, efectivamente no lo es, hay muchas fotos que te gustará ver. Puedes pulsar en "Entradas Antiguas", aquí al lado, o bien si prefieres clasificar tu búsqueda puedes hacerlo por "TEMAS" y también por meses en el apartado de "Fechas anteriores". Éstos están en el inicio.
Espero que te gusten y si quieres saber algo más, ponte en contacto conmigo a través de mi e-mail que está anotado al principio de la columna izquierda.